Muerte de una montañera en Gredos. Responsabilidad Penal.

Muerte de una montañera en Gredos. Responsabilidad Penal.

Notapor Antonio » Sab Abr 06, 2013 10:28 am

Muerte de una montañera en Gredos: ¿Necesitamos un seguro de responsabilidad civil?


La Guardia civil ha imputado al responsable de la marcha excursionista en la que falleció una persona durante la pasada Semana Santa. La marcha estaba organizada por un club de montaña vasco. El jurista José María Nasarre, especializado en Derecho aplicado a los deportes de montaña, nos resuelve algunas de las dudas que nos plantea este caso que ha despertado un enorme interés entre los amigos del facebook de Grandes Espacios como demuestran las más de nueve mil entradas que hemos registrado.


El pasado 29 de marzo, una montañera bilbaína falleció en Gredos por agotamiento e hipotermia. Iratxe Urrutia, de 39 años, formaba parte de un gran grupo de montañeros pertenecientes al club Bilbao Alpino que habían ido a Gredos a pasar la Semana Santa.

Lo inusual del caso es que la Guardia Civil ha imputado al organizador de la excursión acusándole de «denegación de auxilio y homicidio imprudente». Del caso se encarga el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Piedrahíta, cuya titular dejó en libertad al imputado.

Para conocer con más detalle los entresijos legales del caso nos hemos puesto al habla con José María Nasarre, jurista especializado en deportes de montaña y autor del libro Responsabilidad Civil en deportes de montaña y actividades en la naturaleza, publicado por Ediciones Desnivel.

¿Hasta qué punto se puede acusar "de oficio" al organizador altruista de una actividad de amigos de imprudencia y denegación de auxilio? ¿No tendría que mediar una denuncia de uno de los afectados?

No tiene que mediar denuncia de los afectados en un procedimiento penal. Si la Guardia Civil estima que de los hechos podría derivarse un delito, tiene que ponerlo en conocimiento del Juez. El Juez, analizando las pruebas, acordará lo que crea oportuno, bien el mismo día en que suceden los hechos si estima que las pruebas son suficientes o bien unos meses después cuando se han ido recogiendo más elementos de convicción. Si se tratase de una reclamación en materia de responsabilidad civil sí sería precisa la presentación de la demanda por quien se siente perjudicado.

Esta acción de la Guardia Civil ¿Es la primera vez que se hace en España? ¿puede sentar precedentes?

Es normal que la Guardia Civil emita su informe y lo ponga en manos del Juez. Si la imputación se produce en el primer momento, habremos de pensar que las pruebas eran muy claras y determinantes. Hay pocos casos de responsabilidad penal y bastantes de civil, pero en muchas ocasiones las reclamaciones por responsabilidad civil comenzaron con unas actuaciones penales que se archivaron. Sí ha habido benévolos de clubes y federaciones que han visto, en las dos últimas décadas, cómo se iniciaban acciones penales contra ellos, pero concluían con el archivo de las actuaciones. A partir de ahí, comenzaba el camino de la responsabilidad civil, con condenas más probables. No hay que olvidar que la responsabilidad penal la causa una imprudencia grave y la civil se origina con imprudencias leves e, incluso, levísimas. En suma, es habitual comenzar por la vía penal.

Si fuera así, los clubes y los grupos de amigos tendrían que organizar sus actividades con un ojo puesto en la ley y un seguro de responsabilidad cvil en la cartera ¿no?

Efectivamente, todos debiéramos salir a la montaña con un seguro de responsabilidad civil, aunque no cubre, evidentemente, la responsabilidad penal. Parece exagerado pensar en un seguro cuando la actividad es de un grupo de amigos, pero si el amigo fallece en el accidente, sus herederos ya no son amigos y ven la presentación de una demanda de otra forma.

Yo salgo casi todos los fines de semana con el mismo grupo de amigos a hacer esquí de travesía, y ahora me pregunto: si soy yo quien llama para salir, propone la ruta y busca sitio en un refugio ¿me convierte eso en guía benévolo y responsable legal de esa excursión en caso de que nos atrapara un alud o algo parecido?

Sí, el responsable es quien asume la dirección del grupo, independientemente de que cobre o no. Esa persona que describes es el responsable, en principio, y debería tener su seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, en la valoración van a entrar otros factores. El accidente puede provenir de una decisión tomada en grupo, o tomada unilateralmente por el accidentado, o puede producirse porque el accidentado no ha cumplido las orientaciones del responsable del grupo, etc.

¿Los seguros que ofrecen las federaciones de montaña a los deportistas ¿cubren la responsabilidad civil?

Los seguros que ofrecen las federaciones de montañismo sí tienen un seguro de responsabilidad civil incorporado. Hoy día hay varias modalidades de seguro en cada una de las federaciones y no sé si en algún caso no existe seguro de responsabilidad civil. Salvo que exista algún caso, que desconozco, los federados sí tienen seguro de responsabilidad civil, además del seguro de accidentes, incorporado a su tarjeta federativa. También hay clubes de montaña que tienen un seguro para sus actividades. En mi comunidad autónoma, Aragón, los clubes más numerosos tienen seguro de responsabilidad civil del club.

En unos días participarás en la Primera Jornada sobre Seguridad para Guías de Montaña Profesionales que se va a celebrar en Huesca. ¿Trataréis este incidente o se sale del ámbito de las actividades guiadas?

No lo sé. Este incidente se puede tratar con todas las precauciones si los asistentes desean una reflexión sobre él. Para tener una opinión habría que conocer las declaraciones de los testigos y el atestado de la Guardia Civil, al menos.

Fuente: http://desnivel.com/excursionismo/jose- ... idad-civil
Antonio
 

Notapor Antonio » Sab Abr 06, 2013 11:15 am

CUESTIONES JURÍDICAS EN LAS ACTIVIDADES DE AIRE LIBRE

Fuente: http://www.nevasport.com/phorum/read.php?10,3034917


Javier Rodríguez Escobar
Unidad de Intervención en Desastres
Instituto de Psicoterapia Psicoanalítica de Sevila
[www.psinet-iberica.com]
jescobar@psinet-íberica.com
Fecha: 21/10/02
espeleolex@espeleoastur.as



La responsabilidad legal.

Jurídicamente existen tres tipos de hechos:

Dolosos: causar un daño intencionadamente.
Ej. Empujar a alguien en un precipicio.

Culposos: Acción imprudente que produce un daño, aunque no se tenga intención de hacerlo.
Ej Lanzar piedras desde una cima.

Irresponsables: Acción accidental que provoca un daño
Ej. Desprendimiento de piedras al escalar, no hay responsabilidad legal, pero sí civil.


La responsabilidad es la obligación moral o legal de aceptar las consecuencias de un hecho.
Puede llevar implícita la obligación de reparar o indemnizar los perjuicios causados.

Hay dos tipos:

Responsabilidad Contractual. La que se producen en el desarrollo de una acción jurídica (pactos o contratos).

Responsabilidad Extracontractual. La que tiene lugar en cualquier actividad humana.

La jurisprudencia actual tiende a considerar que el autor del daño responde de él, haya tenido culpa o no del mismo. Antes se solía considerar que estaba obligado a indemnizar solo quien actuó mal o cometió imprudencia en el obrar.
A la hora de considerar a alguien autor del daño hay que tener en cuenta que legalmente la culpa es la negligencia en el obrar lícito, y la diligencia en el obrar es hacer con cuidado y previsión todos los actos y los posibles efectos derivados de este. Por tanto, no hay culpa si se hacen las cosas correctamente y se prevén todos los posibles riesgos.


El Responsable

A efectos legales el guía profesional, guía benévolo, jefe de cordada, jefe de expedición, monitor, profesor, líder espontáneo, etc son exactamente lo mismo en cuanto a responsabilidad. Por tanto ha de entenderse que a la hora de generalizar las distintas sentencias que se han ido dictando, estas palabras pueden considerarse como sinónimo.


Se considera que legalmente el responsable es:


Guías profesionales. Son las personas contratadas como monitores o guías, tengan o no el titulo como tales.
Ej. Uno contrata a un guía para hacer una ascensión a una montaña.


Guías benévolos. Los que asumen dicha función sin tener titulo ni percibir remuneración económica alguna, o sea, el que se pone al mando del grupo.
Ej. Varios amigos van al campo y uno de ellos es el que dirige a los demás, sin ser nombrado por nadie, ni cobrar nada por ello; o se delega esta función en alguien porque el grupo lo considera el más experimentado..

Garante. La persona que tenga más experiencia en la actividad que se desarrolla, aunque no quiera asumir responsabilidad alguna. Si uno posee mayor experiencia en el campo es responsable de las personas que lo acompañen, los conozca o no.
Ej. Uno va haciendo senderismo y se encuentra con otras personas que hacen la misma ruta y deciden seguir juntos, la persona de más experiencia en senderismo es el responsable de lo que ocurra.

Organizadores. Cualquier persona o institución que organice la actividad, cobre o no por ello.
Ej Se contrata a una empresa de aire libre denominada para realizar una actividad con ellos; o se hace una salida con un club organizado de montaña o espeleo.


El Riesgo aceptado

Se considera que una persona que va al campo o la montaña asume que ello implica un riesgo, por tanto tiene que tomar las medidas adecuadas y dotarse del equipo necesario para la actividad que va a desarrollar. En caso de no ser así el asume toda la responsabilidad.
Ejemplos: no usar casco en zona de montaña y ser alcanzado por una piedra, no seguir las instrucciones de la persona de mayor experiencia, no llevar ropa equipo para pernoctar en caso de imprevistos, etc.


El Derecho en las actividades de Aire Libre.

No existe una legislación que regule dichas actividades, lo único que existe son sentencias judiciales y jurisprudencia sobre ciertas cuestiones. A continuación se exponen normas reguladoras extraídas de distintas sentencias judiciales:


Es responsabilidad de todo sujeto prever la posibilidad de causar lesiones a los otros, de no hacerlo incurre en culpa por imprudencia o negligencia.
Ej. Se pasa por un bloque de piedra inestable, se desprende y daña a otro sujeto que va por debajo nuestra, había que haber previsto dicha posibilidad y elegir otro paso.


Si el material que traen los participantes está en mal estado ellos asumen la responsabilidad.
Ej. Grupo contrata a un guía, ellos traen una cuerda, que aparentemente esta bien, la cuerda se rompe en un aseguramiento y una persona se mata, el responsable es el grupo que traía la cuerda en mal estado, ya que el guía no tenía posibilidad de saber que dicha cuerda había sobrepasado el numero de caídas para la que está homologada.

La persona que asume la función de líder del grupo o primero de cordada es responsable del mismo.
Ej. En un grupo de amigos uno de ellos, por tener más experiencia, es el que decide la ruta a seguir, si ocurre un accidente el responsable es él.


En caso de accidente responde el miembro que tenga mayor experiencia y/o autoridad.
Ej. Un grupo de amigos sale juntos, ninguno de ellos asume el liderazgo, ocurre un accidente, el responsable es la persona que posee mayor experiencia.


El guía, monitor o jefe de cordada tiene la obligación de asegurar prioritariamente a sus propios compañeros, antes de iniciar cualquier salvamento de otras personas, esta es la denominada Ley Mazeaud.
Ej. Una cordada esta en la montaña, otra cordada pide ayuda, si el jefe de cordada abandona la suya para prestar socorro a la otra y le ocurre algo a alguna de las personas que la forman, él es el responsable.


El asumir espontáneamente la dirección colectiva hace al sujeto responsable del grupo.
Ej. Los ya mencionados, una persona que asume la dirección de un grupo de amigos.


Cualquier persona, asociació n o entidad que organiza una actividad asume la responsabilidad, cuando se infringe una obligación general de prudencia.
Ej. Excursión a la montaña organizada por un una persona o asociación, no se lleva material para pernoctar y una tormenta los obliga a hacerlo, si alguien sufre algún daño la persona o
entidad es la responsable por no haber previsto dicha circunstancia.


El que crea una fuente de riesgos tiene el deber jurídico de adoptar las medidas necesarias para evitar los peligros.
Ej. Cuando alguien asume el liderazgo debe de asegurarse de llevar el material adecuado para asegurar y el equipo necesario para afrontar imprevistos, la obligación le corresponde a él, ya que en caso de no tener el equipo adecuado debería de haber desistido y dado media vuelta.


La responsabilidad penal no puede ser exonerada por cláusula contractual alguna.
Ej. Alguien organiza una actividad y obliga a firmar un documento a los participantes en los que ellos asumen toda la responsabilidad de lo que les ocurra. No sirve para nada, sigue siendo responsable el organizador.


El monitor no puede ser eximido por su falta de profesionalidad o por no recibir remuneración por sus servicios.
Ej. Se produce un accidente y el que dirigía al grupo alega que sus conocimientos eran los mismos que los de sus compañeros, no queda eximido de responsabilidad, ya que de ser así no tendría por que haber asumido dicho rol. Ocurriría exactamente igual si alegase que no cobraba nada por hacer de guía.


Toda persona debe de obedecer al monitor o guía. Su responsabilidad cesaría en el caso de desobediencia, con excepción de tratarse de menores de edad.
Ej. Una persona decide dar la vuelta en una ruta, el monitor le advierte que es peligroso y se lo prohíbe y él hace caso omiso, el responsable es él por no hacer caso al monitor. Un caso similar ocurre si se le dice a un sujeto que se asegure para hacer un paso arriesgado y él no lo hace, o si se le dice que use caso y no se lo pone porque hace calor.


El guía está obligado a informar a los compañeros del riesgo que se a vivir, asegurándose de la capacidad física y técnica de estos.
Ej. Se hace una determinada ruta, un sujeto sufre un percance y el guía no había informado delos riesgos que podían existir en la ruta.


Nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse , o que previstos hubieran sido inevitables.
Ej. Una cordada es arrastrada por un alud, y el parte nivológico no indicaba riesgo de alud.


El guía debe de asegurarse de que el equipo individual es el adecuado (incluido el calzado), aunque no es responsable si dicho equipo presentase defectos que no hubiese sido posible apreciar (cuerdas con muchas caídas, suela de las botas con la goma caducada, etc).
Ej. El anteriormente expuesto de la cuerda que se rompe.


Es obligatorio dejar siempre al final de la marcha o del grupo a alguien que sea experto, estando obligado a ocuparse de que nadie quede rezagado. El monitor de cola sería el responsable en caso de que alguien sufra daños por quedar perdido o pasar por una zona inadecuada, al quedar rezagado.
Ej. Un grupo de amigos hace una ruta por Cazorla, uno queda rezagado y sufre un percance, el responsable, como siempre, la persona de mayor experiencia, por no haber colocado al segundo mas experimentado al final del grupo.


El monitor comete imprudencia cuando se incurre en un error en la evaluación de los riesgos.
Ej. Una grupo es sorprendido en la montaña por un alud, el monitor suponía que no había riesgo, pero se equivoca, ya que el parte nivológico anunciaba riesgo de alud 4 (Fuerte).

El deber de socorro.

La omisión del deber de socorro. El Art. 195 del Código Penal regula el deber de socorro, por el que uno esta obligado a socorrer a cualquier persona que lo necesitase, siempre y cuando no entrañe riesgo para uno mismo o terceros. Si no se puede prestar auxilio, por existir riesgo, se está obligado a demandar auxilio ajeno.


Consejos prácticos.


De lo anteriormente expuesto se deduce que cualquier organización o cualquier persona que sea la más experimentada dentro de un grupo debe de tomar ciertas precauciones para disminuir al máximo su responsabilidad. Esta són:


1. Informar con todo detalle de la ruta o actividad que se va a realizar, los riesgos que implica, la forma física necesaria para llevarla a cabo y el material personal a llevar.

2. Inspeccionar el material que lleva cada miembro del grupo y no permitir que hagan la ruta o actividad aquellos que no vayan correctamente equipados.

3. Llevar el equipo necesario para cualquier tipo de imprevisto: material ligero para pernoctar, raciones de supervivencia, agua, cuerdas, etc.

4. Advertir a todas las personas que lo acompañen que están obligados en todo momento a seguir sus instrucciones.

5. Informar de todas las medidas de seguridad que hay que adoptar (aseguramiento, arnés, casco, etc), en caso de que alguien no las siga el guía queda exento de responsabilidad.
Antonio
 

Notapor Antonio » Sab Abr 06, 2013 1:58 pm

Las diferencias entre el guía profesional y el monitor de club o benévolo

Guías profesionales y monitores de club. La AEGM explica las diferencias en Desnivel 312.

En el panorama nacional conviven actualmente dos figuras bien diferenciadas. Por una parte los Monitores UIAA, benévolos o de club, formación que promueven internamente los clubes para sus asociados. Esta formación está amparada en el contexto internacional por la UIAA (Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo). Los monitores de club siempre realizarán su labor sin ningún tipo de remuneración.

Por otro lado están los Guías de Montaña Profesionales, Técnicos Deportivos, formación regulada por el Estado y promovida tanto por las federaciones como por otro tipo de entidades tanto públicas como privadas. Esta formación está amparada internacionalmente por la UIAGM y la UIMLA.

Entre los múltiples objetivos que tienen los clubes y federaciones está la promoción del deporte de montaña y para ello, con el actual sistema federativo, se precisa de la colaboración no profesional (benévola) de monitores e instructores, anteriormente llamados de federación o club y ahora denominados monitores benévolos UIAA, de club o federación. La UIAA (Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo), como entidad internacional que aglutina a las diferentes federaciones nacionales de los diferentes países, se preocupa de este tema y lleva algunos años definiendo la formación mínima que deben tener estos monitores benévolos, así como tratando de enmarcar su colaboración dentro del marco de la promoción del deporte de montaña, sin pretender llegar al marco profesional.

Por otro lado el Gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes y las federaciones, lleva más de dos décadas trabajando en la organización y desarrollo de las enseñanzas de los profesionales del deporte. Desde el año 1990, primera ley, hasta la última del 3 de mayo de 2006 se ha recorrido un largo y fructífero camino. Estas formaciones de técnicos deportivos mediante las que hoy se titula quien quiere ser técnico profesional de la montaña pretenden dar un sentido profesional a las anteriores formaciones deportivas federativas de Guías de Montaña e Instructores de Federación. Se trata de crear formaciones adaptadas, por un lado, a las plataformas internacionales de Guías de Montaña y otras figuras profesionales de los deportes de montaña y escalada; y, por otro, de insertar en la economía productiva formaciones que ya ejercían. En este caso son las organizaciones internacionales UIAGM (Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña) para los Guías de Alta Montaña y UIMLA (Unión Internacional de Asociaciones de Guías Acompañantes de Montaña) para los Guías de Media Montaña, las referencias en la creación de estas formaciones profesionales.

Atendiendo a diferentes variables realizamos un pequeño análisis pormenorizado de las principales diferencias que existen entre ambas titulaciones:

Formación

La mayor parte de la formación federativa está basada en los estándares marcados por la UIAA y la carga horaria es diferente de unas escuelas a otras. La formación oficial está basada en leyes estatales y el desarrollo a través de decretos, aunque existen diferentes desarrollos entre las autonomías, la carga horaria es muy superior a la federativa.

La formación oficial se imparte tanto en centros públicos, institutos de enseñanza secundaría, como en centros privados y federaciones (ver cuadro).

La exigencia en las pruebas de acceso también es muy diferente, por ejemplo el estándar UIAA marca como nivel para acceder al curso de Instructor de Escalada en Roca superar una vía como primero de cordada de V grado. En cambio, en la formación oficial este nivel se eleva hasta el 7º grado.

Los técnicos deportivos tienen la exigencia de reciclarse periódicamente en sus conocimientos para seguir en posesión de sus credenciales internacionales. Esto no es obligatorio en el entorno de los clubes.

Nivel de competencia

Las competencias de los Monitores UIAA se centran única y exclusivamente en el trabajo benévolo, en el marco de un club o federación, y con el objetivo de la promoción del deporte de montaña a los deportistas afiliados a un club y nunca al público en general.

Las competencias que otorga la formación a los técnicos deportivos (Guías de Montaña) profesionales se dirige, a través de la economía productiva, trabajando como autónomos, en empresas de turismo activo o para instituciones y federaciones o clubes al colectivo de deportistas en general.

Profesionalidad

Los técnicos deportivos son profesionales, entendiendo por profesionalidad que el trabajo de técnico deportivo es su principal actividad y que la mayor parte de sus ingresos provienen del desarrollo de esta actividad.

Los monitores de club no son profesionales, siendo su fuente de ingresos principal ajena al entorno de la montaña y actuando de forma esporádica como formadores o monitores. Recordaremos en este apartado que, como monitores benévolos, siempre realizarán su labor sin ningún tipo de remuneración.

Tributación

A nivel tributario existen también grandes diferencias ya que los impuestos directos y las exigencias administrativas que soportan los guías profesionales son muy superiores a las que soportan los clubes. Esto repercute en el precio final del producto ofertado lo que resta competitividad a dichos profesionales con respeto a los monitores benévolos.

Todos conocemos la importante labor que realizan los clubes de montaña, tutelados por las diferentes federaciones, para el fomento de los deportes de montaña. Si bien es cierto que puedo elegir formarme como deportista en el seno de un club o federación, actualmente también existen otras vías formativas que deben contemplarse.

Desde la AEGM pensamos que los usuarios de estos servicios deben comprender y valorar estas dos diferentes vías formativas y sopesar cada uno de estos aspectos a la hora de formarse o de elegir una persona que guíe sus pasos en las actividades de montaña.

FUENTE: http://desnivel.com/excursionismo/guias ... deportivos
Antonio
 

Notapor natalia » Lun Abr 08, 2013 9:17 pm

Jop ...con tantas responsabilidades van a dar lugar a que salgamos solos al monte! :cry:
Avatar de Usuario
natalia
 
Mensajes: 269
Registrado: Lun Nov 08, 2010 2:55 pm

Notapor Hormiguita » Mié Abr 10, 2013 1:19 pm

Leyendo todo esto, es que directamente se te quitan las ganas de salir.
Hormiguita
 


Volver a NOTICIAS

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron